viernes, 25 de junio de 2010

ESC.114 INT. CAMARITA EN MANO - DÍA

Y yo que pensaba que había descubierto algo novedoso, cuando conté un par de post atrás la noticia sobre  Pioneer One, la serie financiada y distribuida on line... Bueno, había algo aun más novedoso dando vueltas. Sorprendente, es otro adjetivo que creo corresponde.
Estoy hablando de La Casa Muda.


La Casa Muda es un film de terror dirigido por el uruguayo Gustavo Hernández. Está basado en un caso real ocurrido en el país hermano en 1944: dos cuerpos torturados, sin ojos ni lenguas, son encontrados en una casa de campo en la localidad de Godoy. Y es a través de unas fotos Polaroid halladas en el lugar, que se resuelve el crimen.
Pero no es el argumento, en este caso, lo original, sino la realización: la película fue filmado en un plano único, sin cortes y en tiempo real, de 78 minutos... con una cámara de fotos.
Sí, tal cual.
No cualquier cámara de fotos, claro. Para los interesados en la cuestión técnica, Hernández usó una Canon EOS 5D Mark II. Esta camarita con resolución de 21,2 megapixels permite grabar full HD, y tiene incorporado un sensor CMOS, (el mismo que utilizan las videocámaras HD de Sony), que integra funciones de control de luminosidad, corrección de contraste, y conversión analógico digital. En fin, que no usaron la cámara para cumpleaños.


El director de fotografía fue Pedro Luque (el mismo que fotografió el corto Ataque de Pánico!, con el cual el director uruguayo Federico Álvarez llamó la atención de Hollywood). 
El hecho de filmar con esta cámara y en un solo plano secuencia, entre otros factores, llevó a que La Casa Muda costara apenas U$S 6.000 dólares. Para hacer algún tipo de comparación con películas similares, la española REC costó 1.500.00 euros, y Paranormal Activity, U$S 60.000.
"La película es muy modesta, desde su concepción hasta lo que queremos transmitir a la gente", le dijo el producto Gustavo Rojo a la agencia AFP. "Minúscula y muy honesta", dijo Hernández, también a AFP."Juega con lo que sientes en tu propia casa cuando estás durmiendo solo y de repente escuchas un ruido, aguzas los sentidos, tu cuerpo se paraliza, intentas identificarlo".
La película fue estrenada en la última Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, según la prensa, con muy buen suceso... o por lo menos, con bastante miedo por parte de los asistentes. Veremos qué recorrido comercial hace una vez que se estrene, esta primavera.

Creo que lo que nos cuenta esta historia, al igual que la de Pioneer One, es que cada vez es más cierto aquello de "cualquiera puede filmar". Para nosotros guionistas, esto depara un desafío: podés adecuar nuestra manera de contar a las limitaciones que puedan traer nuevas técnicas o canales.
Viendo Pioneer One, se nota un serio problema en este ámbito: el guión está muy por encima de las limitaciones técnicas y actorales de su realización. No por la historia de Sci-Fi en sí, sino por cómo se eligió contarla. La historia se mete con "dependencias gubernamentales" que actuan sobre el descenso de un antigua nave rusa sobre territorio canadiense. En ningún momento la puesta en escena, los diálogos o los actores logran trasmitir verosimilitud sobre esta situación. Las habitaciones, las computadoras, los teléfonos, la ropa, los diálogos, todo está fuera de verosímil. Simplemente, no tenían los recursos para replicar este universo, ni a la manera realista de The West Wing, ni a la híper realista de 24. Y como todo el primer capítulo gira sobre esto, la ficción fracasa. Solo la redime un poco la idea central, y el entusiasmo de los participantes.
Particularmente, hubiera puesto el ojo en otra parte. Si no puedo reflejar en forma verosimil el accionar de un gobierno, me inclinaría por llevar todo a otra órbita; por ejemplo, que la sonda cayera en un pequeño pueblo, en el campo de un granjero, por ejemplo: un set up que pudiera reflejar de manera creíble. Y llevar la historia desde allí.
Viendo el trailer de La Casa Muda, da la sensación de que Hernández y su guionista, Oscar Estévez, lograron adecuar el relato a las posibilidades que da filmar con la Canon Mark II. El resultado se podrá apreciar plenamente en su estreno.

Para terminar, les dejo el trailer de La Casa Muda. También pueden seguir el derrotero de la película desde su página de Facebook.


.
.

No hay comentarios: