domingo, 30 de enero de 2011

STORYTELLERS: JORGE LEYES Y MARCELO NACCI

Por primera vez desde que empezamos con la sección Storytellers, dos autores proponen contestar al cuestionario como "una sola cabeza". Juntos llevaron adelante ese tanque que fue Herencia de amor, ademas de la telenovela Permiso para Amar para México.

Jorge fue también colaborador en clásicos como Gasoleros, El Sodero de mi vida y Son Amores, mientras que Marcelo estuvo en las huestes de Costumbres Argentinas, Los Roldán y Montecristo.

Aquí, las respuestas al cuestionario que "cranearon" juntos.



1. ¿Cómo vencés a la hoja en blanco?

Hablando. En crudo. Entre nosotros y con los colaboradores que integran el equipo autoral. Es una mini investigación diaria. Revisamos lo que nos pasa con la historia, con los personajes, con las posibles peripecias. Involucrándonos en lo que hay que contar desde lo profesional, falta esto, hay que terminar con lo otro. Y también desde lo personal, ver adónde le pega a cada uno, qué situación conoce o pasó que tenga que ver con lo que hay que contar. Y dejar que las manos vuelen.

2. ¿Qué preferís, los géneros o las historias?

Pensamos que de alguna manera el género está implícito en la historia.

3. Ronald Moore dijo que “una serie de televisión es una historia sobre un grupo de gente. (...) El concepto es seguir a esta gente, no a los eventos”. ¿Cómo construís la relación personaje/trama?

La gente es un grupo de personajes. Esos personajes accionan, entendiendo la palabra acción como la capacidad de modificarse y modificar al entorno en pos de algo. Quieren algo y buscan conseguirlo. Comparten y confrontan objetivos. Eso crea la trama. El evento se genera por acumulación de esas acciones. Es como la cima de una montaña. Paso a paso, capítulo a capítulo, escena a escena, sin olvidar adónde desean llegar.

4. ¿Cuáles son tus 5 reglas más importantes a la hora de estructurar?

A: De qué va el capítulo.

B: Sobre qué líneas se va a trabajar.

C: Vitalidad. Avanzar en la trama.

D: Generar y sostener intriga.

E: Buscar finales de bloques y capítulos que sinteticen el momento narrativo.

5. ¿Cuáles son las preguntas más importantes que te hacés interiormente antes de escribir una escena, para que sea realmente dramática y no solo pase información?

A: ¿Quién es el protagonista de esa escena?

B: ¿Qué acción debe llevar a fondo para lograr de lo que quiere?

C: ¿Cuál es el involucre emocional de cada personaje con el entorno?

D: ¿La información es la resultante de lo sucede?

E: ¿Cuál es el remate?

6. David Mamet dijo “si hacéis que los personajes no puedan hablar, y escribís una película muda, estaréis escribiendo un gran drama”. ¿Qué opinas de esta afirmación?

Es una excelente afirmación para reflexionar. No sabemos si es una verdad, pero creemos que es una clara herramienta para la búsqueda de la acción.

Es Chaplin.

7. ¿Cuáles son los principios que hacen de un diálogo, un gran diálogo?

Que cuente lo que pasa en la escena sin olvidar lo que pasa en todo el libro ni en qué parte de la historia macro está ubicado.

8. ¿Qué situaciones del oficio de contar crees que atentan contra el arte de contar?

Dar por sentado que las cosas son obligatoriamente como uno las pensó de entrada.

9. ¿Cómo te sentís en relación a la finitud del guión, en relación a que es solo un primer paso hacia el producto final?

A veces ansiosos. A veces escépticos. En líneas generales repitiéndonos mil veces “hasta que no esté en el aire no vamos a tener una opinión clara”. Hablando estrictamente del sentir: es un salto al vacío que, por alguna loca razón, nos gusta dar.

10. ¿Cómo se articula en Argentina, en tu experiencia, la relación entre autor y productor?

Necesaria, contradictoria y adrenalínica. Nos pensamos parte de una industria donde lo creativo está en constante tensión con lo económico. Eso no nos quita las ganas de contar las historias que amamos ni las de encontrarnos con alguien que se juegue a producirlas.