miércoles, 1 de septiembre de 2010

ESC.136 INT. COMPLICADO -- DÍA/NOCHE

Aquí estoy, no me tragó la tierra. Fue una semana complicada. Estoy escribiendo el piloto de una serie de TV, y me lo tomé como un desafío muy importante. El personaje está basado en alguien real, y le he dedicado largas horas a la investigación de este alguien, tratando de meterme en su vida y, sobre todo, en su cabeza. Para hacerlo funcionar sin pensar. Es el personaje central de la serie, claro, y además es un tipo callado. Así que en su manera de pensar, de moverse, de reaccionar, en sus miradas, en lo poco que dice, se tiene que traslucir todo el genio de su persona. Y, además, ser atractivo para el público. Tengo un género que me ampara, por suerte. Pero así y todo, quiero tratar de profundizaren él como no profundice nunca en otro personaje.

También estuve trabajando (y creo que voy a seguir haciéndolo), en un proyecto de no-ficción. Hace siglos que no me metía en algo así; más precisamente, desde la facultad, donde tuve un pequeño suceso (intra facultad), con algunos documentales. Y fue una alegría volver a hacerlo. Trabajar con materiales reales. Guionar como forma de resaltar los elementos dramáticos de la realidad. Una experiencia muy linda.
Que por otro lado me llevo a la siguiente reflexión: qué ridículo que es llamar no-ficción a estos géneros. Nombrar a algo desde su diferencia con otra cosa, en vez de darle entidad propia. Es una distinción que se hace sin mala voluntad, mayormente entre guionistas. Igual me parece que carece de sentido y es hasta un poco irrespetuosa.

Vicisitudes de la vida del guionista.

En referencia a estas vicisitudes, termino citando un comentario que me dejara el Profesor Xavier, gran amigo y asiduo lector de este blog.

"El otro dia volvi a ver La sombra del Vampiro y me acorde de vos cuando John Malcovich le dice al vampiro que compone Willem Dafoe:
-Por que te has comido a mi fotografo? Por que no a la maquilladora? -A la maquilladora la dejare para mas tarde. Primero me comere al guionista. -Al guionista no, me has escuchado? Puedes comerte a cualquiera, pero al guionista no. No me preguntes por que, pero lo necesito. Lo cual me hizo pensar que has elegido una profesion que ante un ataque de vampiros en el set, tal vez te mantenga mas a salvo."

Lo que no es poco.
.
.