domingo, 22 de agosto de 2010

ESC.134 EXT. GRAN PIZARRA -- DÍA

No posteo nada desde el miércoles, y la verdad es que se me hizo una eternidad. Fue una semana ocupada, trabajando en algunos proyectos, presupuestando (cosa que nunca había hecho), e incluso volviendo a incursionar en el documentalismo después de... unos 15 años por lo menos (ya contaré al respecto). En fin, que aquí estoy de regreso, con una foto que me llamó mucho la atención al verla, casi por casualidad, en la web.


Estamos viendo la proyección de tramas de la 12ª temporada de la serie española Hospital Central. ¡Joder, qué trabajo!, me dije. Ya había visto algo parecido en algunos documentales sobre series norteamericanas. No sabía que en España se trabajara así, Y, hasta donde yo sé, aquí tampoco (si alguien tiene información en contrario, por favor que me avise). Le seguí el rastro a la foto de web en web, hasta llegar a su origen: el blog de Antonio Cuevas, uno de los guionistas de la serie. El post era viejo, de 2006; pero creo que es igual de útil para ver un proceso de trabajo distinto al que se usa por estos lares. 

"Pues bien, la semana pasada terminamos de rellenar algo parecido a lo que veis, pero comenzando en el capítulo 176. Rellenar la pizarra no es simplemente ir escribiendo cosas en los cuadros, tras estas pocas palabras en cada cubículo hay discusiones, paridas, peleas, insultos y reconciliaciones, risas y concenso. 
El viernes terminamos un documento en el que desarrollamos qué ocurrirá a cada personaje capítulo a capítulo en la decimotercera temporada, y aunque aún falta la aprobación de la Producción Ejecutiva y de la cadena, normalmente los cambios propuestos no son muy radicales, así que "alea jacta est". 
Dentro de poco (y hablo de días) comenzaremos a escribir nuevos capítulos. En nuestro caso, no hay tregua", dice Cuevas. 

Esto venía a cuento de un post anterior, en el cuál el guionista contaba lo siguiente:

"Esta semana se emite el octavo capítulo de Hospital Central, con lo que ya habremos pasado el ecuador de la decimosegunda temporada. Pero es que, además, esta semana tengo que entregar la segunda versión del último guión de la temporada, con lo que ya estarán todas las historias cerradas. Pero de ese capítulo ya hablaremos en su día (sabéis que no respondo a casi nada sobre argumento o vuelta de actrices ausentes, así que no insistáis), antes tendremos que hablar de los que se vayan sucediendo. 
Sin embargo, de lo que quiero hablar hoy es de que no hay tregua. Esta semana se entregra la segunda versión, la que viene el coordinador preparará la definitiva, pero es que el día dos de noviembre, que es ya, volvemos a reunirnos todos para preparar la pizarra de la decimotercera temporada. O al menos esos son los planes. 
Las reuniones de pizarra son momentos divertidos, terroríficos, relajados, angustiantes, surrealistas a veces, muy metódicos otros... en fin, todo dependiendo del día. En un par de meses (o menos) tenemos que preparar todo lo que va a ocurrir en la siguiente temporada, y es un proceso en el que cualquier parida se permite, pues de ellas puede surgir una trama interesante. Así que temblad, pronto tendréis más motivos para insultar a los guionistas.". 

A medida  que se avanza hacia el presente en la lectura del blog, puede apreciarse un cambio en la estructura de trabajo basada en la pizarra. En 2008, Cuevas escribe: "El proceso ha cambiado un poco. Antes escribíamos directamente sobre la pizarra y ahora ponemos post-its para poder desplazarlos si nos interesa (...) En la siguiente imagen, está la foto de la pizarra al final del día de ayer, con muchos más post-its puestos. Que haya algunos en forma de corazón no quiere decir nada, simplemente que había que distinguirlos de los de su mismo color. La persona que se ve de espaldas es el nuevo coordinador de guión, Juanma Ruiz". 




En esto también trabajan "a la americana", con un story editor, Este cargo incluye varias responsabilidades: mantener la línea de continuidad de la historia (dramática y temporal), asegurarse de que los guiones estén ajustados a los parámetros de producción, darles feedback a los guionistas sobre la calidad de su trabajo, sugerir mejoras o señalar errores tanto en escaletas como en capítulos completos. Creo que es una figura que vendría muy bien aquí para el trabajo de telenovela, que es tan extenso y profundo. 

Con todo esto digo, me digo: hay muchas formas distintas de trabajar, además de la que se viene usando aquí desde los 90 (Autor, Escaletista, Dialoguistas). Y hay colegas, incluso productores, probando estas nuevas formas. No es un camino fácil. 
En un equipo, me tocó trabajar con un coordinador autoral, figura que se buscó fuera cercana a la de story editor. Por reflejo, el hombre elegido como coordinador instantáneamente asumió el rol tradicional de autor, chocando con las dos personas que estaban contratadas como autores. 
Más recientemente, tuve una experiencia mucho mejor en un equipo donde, a la manera de los unitarios americanos,un grupo de autores elaboraba guiones completos en base a linea de historia definidas por el autor también en equipo. Luego, la corrección aunaba diferencias. Si bien fue una experiencia mucho más rica, también se sufrió la falta de práctica en este mecanismo de trabajo.

Confío en que las cosas seguirán mejorando. Por si acaso, iré viendo de cambiar mi pequeña pizarra, por una de temporada completa. 
.
.